investigadores del ICVV
El listado de la prestigiosa institución californiana se realiza en función del impacto de las investigaciones publicadas.

El mundo del vino a sorbos
Texto: Antonio Egido

En los momentos que vivimos, la investigación y la ciencia están en el centro de la actualidad ante la cantidad de incertidumbres y dudas que nos acosan. De hecho el coronavirus ha movido a los investigadores a conseguir vacunas en apenas un año, sabiendo que estos procesos suelen concluirse en un período que tiene como media los cinco años.

Por ello le hemos pedido a nuestro buscador que nos acerque a los investigadores y como siempre no nos ha defraudado. En ‘todovinos.cl’ nos dicen que “España lidera la investigación científica sobre vino en el mundo”, lo que corroboran con estos datos: “Con 5.574 publicaciones de investigaciones sobre el vino, España se sitúa en primera posición, por delante de Estados Unidos, Italia, Francia y China. Así lo afirma una reciente publicación de la revista Australian Journal of Grape and Wine Research ha demostrado que España es también líder en investigación científica sobre vino en el mundo.

El estudio muestra que España cuenta con el mayor número de publicaciones de investigaciones sobre el vino en el mundo con 5.574, por delante de Estados Unidos (5.423), Italia (4.722), Francia (3.572) y China (3.322). De este modo, España sube desde la tercera a la primera posición, lo que según los expertos puede ser resultado de la incorporación de revistas regionales a la base de datos de la Web of Science (WoS) –que recoge las referencias de las principales publicaciones científicas de cualquier disciplina– en la última década, y, como consecuencia, al aumento de la calidad y la internacionalización de la ciencia en España debido a que esta web solo recoge las mejores publicaciones.

Además, España es uno de los países que más colabora en investigaciones internacionales. Entre los principales colaboradores están, por un lado, los países latinoamericanos por ser de habla hispana, y, por otro, Francia e Italia al ser junto a España uno los principales productores de vino en Europa. En cuanto a las temáticas que se abordan en las investigaciones sobre vino, la principal está relacionada con la ciencia y la tecnología de los alimentos, con un 33,3 % de todas las publicaciones. Por último, el estudio también aborda cómo se financia estas investigaciones, que en su mayoría corresponde a los gobiernos como fuente importante de financiación”.

En ‘icvv.es’ nos señalan a “Cinco investigadores del ICVV se encuentran entre los más citados a nivel mundial, según un estudio reciente de la Universidad de Stanford (EE.UU.)”, y nos lo cuentan así: “El pasado 1 de marzo, el diario ‘El Día de La Rioja’ se hacía eco del “Ranking of World Scientists”, elaborado por la Universidad de Stanford de Estados Unidos, y publicado en la prestigiosa revista PLOS BIOLOGY. Los autores de la publicación han elaborado este ranking a partir de un exhaustivo análisis que ha tenido en cuenta más de 40 factores diferentes, e incluye un grupo formado por tan solo el 2 % de los científicos de todo el mundo, con mayor influencia a nivel internacional porque sus publicaciones son las más referenciadas hasta la fecha del 6 de mayo de 2020. Los autores de este estudio han analizado la información extraída de las múltiples bases de datos científicas correspondientes a las diferentes disciplinas y, mediante la aplicación de sistemas de “redes neuronales”, han identificado a los científicos más citados, asignándolos a dos listas. La primera incluye a los autores más citados a lo largo de su carrera científica hasta finales de 2019 (Tabla-S6-carrera-2019) y la segunda incluye a los autores más citados durante el año 2019 (Tabla-S7-singleyr-2019).

En este ranking se encuentran cinco investigadores del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV) de disciplinas muy diversas, de las cuales 3 son mujeres. Raquel Campos-Herrera (grupo investigación IN-vid: Innovación agroecológica de la viña), Juan Fernández Recio (grupo de investigación 3DBIOwine: Bioinformática Estructural para las Ciencias del Vino), Teresa Garde-Cerdán (grupo de investigación VIENAP: Viticultura y Enología Aplicadas), José Miguel Martínez Zapater (grupo de investigación Vitigen: Genética y Genómica de la vid), y María José Motilva (grupo de investigación MedWINE: Dieta Mediterránea, vino, polifenoles, salud).

La presencia en este ranking de investigadores del ICVV y de un elevado número de investigadores españoles, concretamente en los ámbitos de Agricultura y Mejora Genética, y Ciencia y Tecnología de Alimentos, refuerza la calidad de la investigación en el ámbito agroalimentario y la necesidad de invertir en Ciencia. Los retos derivados de la pandemia del coronavirus requerirán proyectos de largo recorrido y con dotaciones económicas suficientes para poder llevarlos a cabo, permitiendo la reactivación del sector agroalimentario, clave para la dinamización social y económica de España en general y de la Comunidad de La Rioja en particular.

Por otro lado, la presencia en este ranking de numerosos investigadores españoles refuerza la importancia de promover la cultura científica en la sociedad, para lo cual, la educación desempeña un papel clave”.

En ‘vinetur.com’ leemos que “La investigación científica sobre el sector del vino ha crecido exponencialmente a lo largo de los últimos 20 años. Concretamente, según un análisis realizado por la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN), entre 2000 y 2020, se han publicado 48.225 investigaciones sobre vino a nivel mundial, con el fin de seguir mejorando la capacidad innovadora del sector como eje de crecimiento y mejora del mismo.

De todas ellas, casi un 10 % (3.376 publicaciones) hacen referencia a temas relacionados con vino y salud. De las cuales, el 22,7 % de las investigaciones pertenecen a publicaciones españolas.

El Gobierno español con un 20 % de las publicaciones, la Unión Europea (13 %) y el Instituto de Salud Carlos III (8 %), han resultado ser las principales instituciones financiadoras de las 767 investigaciones españolas sobre vino y salud.

A nivel europeo, en los últimos 20 años se han alcanzado un total de 1.906 investigaciones sobre vino y salud, siendo España el país líder, seguido de Italia, Francia y Portugal.

El vino como estilo de vida saludable

La relación entre el vino y la salud está, después de algunos años, en el centro de un gran debate científico que está siendo seguido con mucho interés por parte de los medios. Son numerosos los estudios científicos de reconocida solvencia y prestigio que establecen relaciones causales positivas entre un consumo moderado de vino y determinados beneficios para la salud.

En España, al igual que en otros países mediterráneos con la misma tradición, el consumo de vino está asociado a aspectos sociales, a unas pautas de consumo moderado, siempre en combinación con comida y en un ambiente de socialización. En la actualidad, los consumidores se decantan por el vino como parte de un estilo de vida saludable, sostenible y de saber disfrutar de la vida, que contribuyen también positivamente a la salud.

Aunque numerosos estudios han demostrado los beneficios para la salud del consumo moderado de vino, la mayoría de los investigadores advierten que ello no es suficiente motivo para que alguien que no bebe comience a hacerlo por motivos de salud. De hecho, la recomendación general de los científicos suele ser preventiva advirtiendo que los beneficios para la salud del vino en un estudio en particular, no garantiza que los no bebedores o abstemios deban comenzar a disfrutar de una copa al día para mejorar su salud.

En este contexto, los expertos del Comité Científico de FIVIN regularmente analizan propuestas de estudios científicos sobre el vino y la salud, y proponen nuevas líneas de investigación. Aquí se detallan algunas de las conclusiones más recientes de estudios científicos:

El vino puede prevenir enfermedades como el Alzhéimer

En mayo de 2019 un equipo de científicos españoles coordinados desde la Universidad de Castilla-La Mancha publicaron en la prestigiosa revista Free Radical Biology and Medicine los resultados inéditos de una investigación que contribuyen a conocer de forma precisa el funcionamiento del resveratrol, presente en la uva tinta.

Sobre el consumo de esta molécula, Mairena Martín, Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la UCLM, asegura que “el vino tinto es rico en moléculas con efecto antioxidante, entre ellas, polifenoles entre los que se encuentra el resveratrol”. Además, explica que estas moléculas “disminuyen, e incluso bloquean, el estrés oxidativo que está relacionado con muchas patologías, como las cardiovasculares, las neurodegenerativas como el Alzhéimer. Por todo esto, un consumo moderado de vino se ha considerado saludable”.

Buenas noticias para poder brindar con un vino de calidad en la mano. Optemos esta semana por un blanco diferente, por ejemplo, de la variedad tempranillo blanco.