viñedos singulares

Los proyectos reconocidos por el Ministerio de Agricultura corresponden a 74 titulares y suponen una superficie total superior a las 200 hectáreas

Con la incorporación de 17 nuevos Viñedos Singulares son 121 los parajes a los que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha reconocido con esta distinción cualitativa tras acreditan mediante una completa memoria técnica su peculiaridad y especificidad.

La mención ‘Viñedo Singular’ es una iniciativa pionera en el panorama vitivinícola español, que pone el foco en la singularidad de los distintos terroir que existen en Rioja y viene a complementar la clasificación por envejecimiento en un momento en el que los vinos de ensamblaje ostentan altas cotas de excelencia y reconocimiento por parte de los consumidores. Con la nueva normativa de 2017, la Denominación dio el paso de visibilizar la especificidad de algunas de sus ‘pequeñas joyas’ de forma individualizada, otorgando así una valiosa herramienta de diferenciación de la oferta a los operadores. La figura combina factores agronómicos con aspectos cualitativos que garantizan una sobresaliente calidad del producto final. Con las incorporaciones, Rioja cuenta ya con 121 proyectos de 74 titulares y una superficie total superior a las 200 hectáreas.

Fernando Salamero, presidente del Consejo Regulador, celebra este nuevo hito afirmando que “la figura del Viñedo Singular se está consolidando poco a poco y nos permite seguir enriqueciendo nuestra oferta”. En palabras del presidente, “esta nueva orden ministerial constata que las decisiones estratégicas y las herramientas diseñadas en 2017 han despertado el interés, tanto del consumidor, como de los operadores de Rioja”.

Requisitos cualitativos de los vinos de ‘Viñedo Singular’

Se definieron como vinos procedentes de viñedos con una serie de garantías cualitativas como que tengan más de 35 años de edad y cuyos rendimientos no sobrepasan, de manera natural y en virtud de su vigor naturalmente limitado, 5.000 kgs. por hectárea en el caso de variedades tintas y 6.922 kgs. por hectárea en variedades blancas. A su vez su transformación se limita a 65 litros por cada 100 kgs. de uva, su cultivo es respetuoso con el medio ambiente y su vendimia manual.

Es también destacable que el vino se evalúa dos veces, recién elaborado y justo antes de su comercialización, siendo que en este momento debe ser considerado como excelente por la mayoría de los catadores que lo evalúen.

Las contraetiquetas que aparecen en las botellas garantizan la mención “Viñedo Singular” y permiten que los consumidores sepan que todas las características descritas están certificadas por el Consejo Regulador.

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!