Bajo el nombre ‘Las claves de la sumillería’, el curso está dirigido a profesionales de la hostelería, la restauración, el enoturismo y la comercialización de vino. 

A través del convenio suscrito recientemente entre el Ayuntamiento y la Asociación Cultural de Sumilleres de La Rioja, ambas entidades han creado la Escuela Riojana de Sumillería ‘Ciudad de Logroño’, que desde el 9 de mayo imparte el primer ciclo formativo y divulgativo en este ámbito.

Con la firma de la primera adenda a este convenio, dotada con 30 000 euros, el Ayuntamiento de Logroño y la Asociación de Sumilleres de La Rioja convergen en la necesidad de impulsar el conocimiento, la formación, el aprendizaje e investigación en el mundo del enoturismo, la conveniencia de implementar acciones de gestión del conocimiento que promuevan la formación y capacitación de alta calidad en dicho ámbito, así como el desarrollo de un sistema de gestión colaborativa del enoturismo que incluya a todos los eslabones de la cadena de valor, tanto turística como enoturística.

Además de esta aportación económica, el Consistorio pone a disposición de la Asociación de Sumilleres de La Rioja instalaciones municipales como el Espacio Lagares, donde desde ayer, lunes 9 de mayo, la recién creada Escuela Riojana de Sumillería ‘Ciudad de Logroño’ imparte el ciclo formativo y divulgativo ‘Las claves de la sumillería’.

“Mediante este primer curso, que forma parte del plan de transformación turística ‘Logroño Enópolis’, no solo se pretende fomentar el conocimiento, el aprendizaje y la formación para conseguir la profesionalización y especialización en el ámbito de la sumillería, sino también estimular el crecimiento socioeconómico del sector vitivinícola e impulsar el desarrollo de Logroño como enópolis de referencia”, ha señalado la concejala de Turismo, Esmeralda Campos.

Por su parte, José Félix Paniego, presidente de la Asociación Cultural Sumilleres de La Rioja, ha destacado que “La Rioja es un referente enoturístico internacional cuya capital, Logroño, se convierte en una enópolis y, como tal, en el destino idóneo para albergar una escuela de formación de sumilleres con una orientación profesional de gran calidad. En este sentido, uno de nuestros objetivos fundamentales ha sido y seguirá siendo la mejora de la preparación de los profesionales del sector para elevar la calidad de la oferta, ser más competitivos y, en definitiva, potenciar el turismo en nuestra región, objetivos que compartimos con el proyecto ‘Logroño Enópolis’ del Ayuntamiento de la capital riojana”.

La concejala de Turismo, Esmeralda Campos, y el presidente de la asociación, José Félix Paniego, presentaron la puesta en marcha de la escuela.

En este primer programa participan un total de 20 alumnos, entre profesionales de la hostelería, la restauración, el enoturismo y la comercialización de vino.

Con un total de 40 horas de formación, que se desarrollarán a lo largo de cinco jornadas de mañana y tarde entre mayo y junio (9, 16, 23 y 30 de mayo; y 6 de junio), se imparte en el aula de sumillería del Espacio Lagares y ofrece tanto contenidos teóricos como prácticos.

De este modo, se imparten nociones básicas sobre viticultura y enología, con especial énfasis en las últimas tendencias; se dan las claves para la correcta comunicación con el cliente; se estudia el protocolo y la metodología para que el servicio de sala sea fluido y adecuado para el trabajo del sumiller; se analiza el correcto maridaje y armonía entre vino y gastronomía; se analizan las diferentes maneras de realizar catas dependiendo del local y del tipo de cliente; se enseña cómo diseñar una carta de vinos en consonancia con cada establecimiento u ocasión; y se expone cómo gestionar una correcta y compra y guarda de los diferentes vinos de una bodega.

Por otro lado, desde el punto de vista práctico, el curso cuenta con la colaboración de las bodegas Viña Ijalba y Arizcuren, cuyas instalaciones serán visitadas dentro del programa; se realizan catas diarias; mesas redondas e inspiracionales con profesionales invitados; una jornada intensiva a modo de caso práctico; así como otras actividades.

Entre el profesorado y los profesionales invitados se encuentran José Félix Paniego, jefe de sala y sumiller del Restaurante Hotel Echarurren; Carlos Echapresto e Iván Sánchez, sumilleres del Restaurante Venta Moncalvillo; Marta Elena Sáenz, sumiller del Hotel Marqués de Riscal; Javier Usarralde, gerente de Chapeau Wines; Aurelio Fernández, responsable de Enoturismo de Finca La Emperatriz; Natalia Olarte, directora de Innovación de Bodegas Riojanas; y Marta Bernad, fundadora de Luciérnaga Wine Experience.

La Asociación de Sumilleres de La Rioja es una Asociación de carácter privado, sin ánimo de lucro, cuyo objeto consiste en promover el estudio, la formación, el aprendizaje y la investigación en cualquier ámbito que redunde y contribuya al desarrollo del enoturismo y el turismo gastronómico, dentro del marco de la sociedad del conocimiento.

 

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!