Pagos de la Sonsierra es un vino hecho con mimo que nos transporta a través de los cinco sentidos al paisaje de la Sonsierra riojana. Es un vino 100% tempranillo procedente de una exclusiva selección de cepas de los viñedos viejos de mayor calidad ubicados en las faldas de la Sierra de Cantabria.

Envejecido durante 16 meses en barricas bordelesas de roble francés y con 24 meses de crianza en el botellero. Color rojo rubí intenso, brillante y bien cubierto. En nariz destacan aromas limpios, potentes y complejos con recuerdos especiados y a maderas nobles. En boca resulta complejo y largo, con buena estructura, equilibrado entre alcohol y taninos bien pulidos. El retrogusto es largo y persistente, todavía con notas frutales

Para el lanzamiento de la añada 2009 en Sonsierra han creado un juego visual a través del cual los consumidores podrán personalizar su etiqueta con una serie de divertidas pegatinas que se incluyen en el estuche de la botella.

Compartir