El vino de la semana

Elaborado por Bodegas Olarra en añadas seleccionadas para su venta exclusiva en Bodega, procede de uvas bien maduras de la variedad graciano, seleccionadas en viñedos soleados de la ribera del río Ebro. La fermentación se realizó de forma suave y regular con temperatura controlada a 28ºC. El período de maceración durá casi tres semanas, con varios “delestages” y remontados periódicos.

Tras el descube, pasó a barricas nuevas de robles de grano fino del centro de Francia y grano medio de Missouri, dónde se desarrolló la maloláctica a una temperatura ambiente de 18ºC durante ocho días. Posteriormente, el vino fue criado en las mismas barricas durante seis meses. Tras decantación natural y sucesivas trasiegas el vino fue embotellado para su correcto afinamiento.

Capa alta y un vivo color cereza de gran intensidad y viveza. La tipicidad característica de esta variedad se revela en los aromas balsámicos del tipo menta o anís, acompañados de frutos rojos maduros y otras notas como caramelo y toffe. En la boca destacan su volumen y su suavidad, así como  con una viva sensación de frescura final.

Según explica la bodega, con el fin de preservar intactas la estructura y la sapidez del vino fue embotellado sin estabilización tartárica ni filtración cerrada, por lo que puede presentar precipitado con el paso del tiempo o si es expuesto a bajas temperaturas. En este caso es conveniente decantar el vino previamente a su consumo. La presencia de precipitado no afecta en absoluto a las características organolépticas del vino.

BODEGAS OLARRA

SUSCRÍBETE GRATIS A NUESTRO NEWSLETTER!