Bodegas Casa La Rad
Durante los últimos cinco años, un equipo joven y sólido, apoyado por la actual propiedad y el empresario riojano Óscar Martínez Solozábal que cuenta con participación en la misma, ha trabajado para dar forma a este importante proyecto que apuesta por la calidad y el uso responsable de sus recursos propios como principios fundamentales. Marta Castro, ingeniera agrónoma con amplia experiencia en el sector vitivinícola, gestiona la dirección de la bodega, comercial y de exportación, y junto a ella: Goyo Gordaliza, asesor externo en viticultura y enología; Marta Gallego, enóloga; Aziz Mkhaltar, responsable de campo, y Merche Albéniz, responsable administrativa y financiera.

Tras cinco años de intenso trabajo, Casa La Rad toma impulso desde una hacienda de 800 hectáreas en Ausejo gracias al esfuerzo de un equipo joven y sólido que ha trabajado para dar forma a este importante proyecto que apuesta por la calidad y el uso responsable de sus recursos propios como principios fundamentales. El proyecto descansa sobre la base de diseñar la actividad con un entorno privilegiado de forma respetuosa con el medio ambiente para sostener o mejorar su vitalidad y biodiversidad.

En la finca, que hasta 2014 perteneció a la bodeguera Alicia Rojas, Bodegas Casa La Rad produce 120.000 botellas de vino al año con uvas seleccionadas de 45 hectáreas de entre las 110 de viñedo propio plantadas en la que es la hacienda más grande de La Rioja. Marta Castro, que gestiona la dirección de la bodega, comercial y de exportación, explica que “tenemos tres niveles distintos de altitudes: a 450 metros las fincas que están más próximas a la bodega, otras a unos 600 m y a 780 m las más altas. Esta variedad de altitudes junto con la pluralidad de terruños, con más de 5 tipos de suelos diferentes, y el cultivo de todas las variedades autorizadas de Rioja son la base de la riqueza e identidad de los vinos que aquí se elaboran. La mayor parte crecen en vaso y fueron plantadas entre los años 1960 y 1990”. Incluso dos hectáreas están reconocidas como Viñedo Singular y se destinan al monovarietal Casa La Rad Garnacha.

El primer vino de la joven bodega, Solarce tinto 2015, salió al mercado en 2017. Actualmente la bodega comercializa cinco vinos bajo las marcas Solarce (rosado, blanco y tinto), y Casa La Rad (blanco y tinto). Este año presenta dos novedades de Edición Limitada: el vino de autor Alma y el monovarietal de viñedo singular Casa La Rad Garnacha.

La bodega está enclavada en una hacienda de 800 hectáreas. La de mayor extensión de La Rioja y única en el Valle de Ocón, en la que durante siglos conviven en armonía el bosque mediterráneo junto a cultivos tradicionales como olivo, vid, almendro y cereal. En ella, un bosque autóctono de 350 hectáreas alberga encinas, robles, madroños, tejos y acebuches. Ciervos, jabalíes, liebres, zorros, ardillas, águilas y perdices, entre otros, viven entre sus árboles, y las tres balsas son parada de aves de paso a lo largo de todo el año por lo que es fácil ver gansos, patos y grullas.

La biodiversidad de fauna y vegetación es clave en el éxito de este proyecto, y un gran atractivo para el despegue del enoturismo que la bodega quiere potenciar también este año 2020.

 

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!

Compartir