Aldeanueva de Ebro

Aldeanueva de Ebro se ha convertido en los últimos años en uno de los referentes de la viticultura riojana. Viñedos donde se combina la sabiduría tradicional, con los últimos avances en tecnología, elevada profesionalidad y esmero en los cuidados de la vid.

Así las cifras son suficientemente elocuentes, 5.368,19 hectáreas de uvas tintas a las que debemos añadir las 344,28 hectáreas de uvas blancas –datos reflejados en la última Memoria del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja– que son recogidas, mimadas, elaboradas y finalmente puestas en el mercado en forma de vino de calidad, sin que los enólogos rehúsen a volcarse en la innovación para ofrecer al mercado productos diferenciados, en la veintena de bodegas de esta localidad.

Por ello es un auténtico lujo poder acudir, a finales del mes de noviembre, a su Museo del Vino, para ser protagonista de la presentación y cata de los primeros Riojas de cada añada, porque no en vano, año tras año, Aldeanueva de Ebro es la localidad que más temprano vendimia de toda la Denominación de Origen. En este año 2018, la recogida de uva blanca se inició a partir de los últimos días del mes de agosto.

Pero Aldeanueva de Ebro sigue trabajando muy seriamente para poder seguir sorprendiendo a los consumidores no solamente por la calidad de todos y cada uno de sus vinos, sino también por el abanico de tipos de vino. Junto al conocido tempranillo, con o sin el apoyo de alguna variedad más, nuestra memoria de consumidor de vinos de Aldeanueva, sigue guardando en sus zonas de placer, los excelentes vinos elaborados con garnacha, o en lo referente a las elaboraciones con uvas blancas, los tempranillos blanco, verdejos, viuras, sauvignon blanc o chardonnay que dan lugar a unos vinos varietales de lujo que hay que ir descubriendo y degustando, porque tarde o temprano, terminan enamorando. Lo que al mismo tiempo es la prueba palpable del atrevimiento de unos bodegueros de lujo que trabajan, innovan y finalmente ofrecen al mercado novedades para poder seguir disfrutando del vino de calidad.

 

 

Compartir