Enomaq

El mundo del vino a sorbos
Texto: Antonio Egido

Desde el 26 de febrero y hasta el 1 de marzo, se celebrará en Zaragoza la Feria Enomaq, en su Recinto Ferial, con oferta expositiva de Enomaq, Tecnovid, Oleomaq, Oleotec e E-beer 2019, que el mundo del vino tiene anotado como una de las citas imprescindibles cada dos años. En esta edición los ejes temáticos de las jornadas técnicas serán los del cambio climático y el comercio online. No obstante vamos a pedirle a nuestro buscador que nos  ofrezca las citas de ferias relacionadas con el mundo del vino en nuestro país y que sean imprescindibles.

En ´catadelvino.com´ nos dicen que las próximas citas son; “El 11 de marzo: Salón del cava y otras burbujas. 3ª Edición.

Público asistente: Puede asistir público profesional de forma gratuita, y público no profesional pagando entrada solo en horario de tarde.

Ubicación: Palacio de Neptuno (Madrid).

11 de marzo: Salón de los destilados y el vermut – 10ª Edición.

Público asistente: Puede asistir público profesional de forma gratuita, y público no profesional pagando entrada solo en horario de tarde.

Ubicación: Palacio de Neptuno (Madrid).

11 de marzo: “Experiencia Verema Mallorca 2019”.

Público asistente: Puede asistir público profesional de forma gratuita, y público no profesional pagando entrada en idéntico horario.

Ubicación: Sede por confirmar en Mallorca.

25 de marzo: Salón Selección Barcelona – 7ª Edición.

Público asistente: Puede asistir público profesional de forma gratuita, y público no profesional pagando entrada solo en horario de tarde.

Ubicación: World Trade Center (Barcelona)”.

¿Pero el buscador nos ofrece algunos consejos para acudir a las ferias del mundo del vino? Encontramos en ´verema.com´ estos consejos que aunque sean del pasado, tienen todavía su actualidad. De esta forma nos indican que “Asistir a una feria de vinos es un momento emocionante, pero también apabullante. Suelen ser espacios grandes con un sinfín de bodegas que exponen sus productos, con bastante afluencia de público y con muchos vinos que catar.  Es un momento de máximo disfrute donde podrás charlar con elaboradores y otros entusiastas del vino como tú. Pero tal vez necesites algunos consejos para disfrutar al máximo de esta experiencia.

Aquí te dejo unos cuantos consejos para sobrevivir a una feria de vinos y no morir en el intento.

¿Qué hacer antes de ir a una feria de vinos?

Usa un protector gástrico. Señores, aquí no hay controles antidopping, así que aprovechemos. De los que he probado, el mejor por relación calidad precio sería el omeprazol, que puedes comprarlo de diferentes marcas y genérico, pero puedes optar por cualquier otro fármaco de esta familia. Es recomendable tomarlo en ayunas, con poca agua y media hora antes del desayuno.

Prepara una buena estrategia. Lo mejor es conocer bien el terreno y no perderse en el fragor de la batalla. Estudia bien los productores y expositores que van a asistir. Selecciona aquellos que más te interesan, a veces es mejor optar por los que no conoces que ir a caballo ganador. Si dispones del listado de vinos, también sería interesante que marcaras en cada estand los más interesantes. Algunas bodegas llevan un verdadero arsenal de vinos y te será realmente difícil probarlos todos. Una selección previa puede ayudarte a no quedar estancado en algunas mesas.

¿Qué hacer cuando llego a la feria de vinos?

Intenta no ir en hora punta. Si tienes posibilidad, no vayas en hora punta, sobre todo por las tardes a partir de las 17.00-18.00 h, donde todo el mundo suele aglomerarse y saturar este tipo de eventos. Si el formato es ininterrumpido, puedes aprovechar los mediodías, que suelen ser los momentos más tranquilos. Comer un poco antes o un poco más tarde puede ser la clave para  no morir en el intento.

Vuelta de reconocimiento. Si has hecho caso al apartado anterior, y dispones de tiempo, puedes dar una primera vuelta de reconocimiento, antes de ponerte manos a la obra. Esto te ayuda aún más a preparar el ataque. Puedes descubrir cosas que no habías anotado, darte cuenta de que han habido cambios de última hora y poder así cambiar cualquier plan preconcebido.

¡Esto sólo lo podré probar una vez en la vida! Es probable que no compres una botella de Vega Sicilia Único en tu vida y una feria de vinos como el Espai Verema o la Experiencia Verema puede ser una buena oportunidad. Pero ojo, no caigas en la tentación de sólo catar los vinos más caros. Saldrás encantado de haber probado esas botellas tan codiciadas, pero te habrás perdido una buena oportunidad de recabar información sobre los vinos que sí puedes pagar, lo que te podría ayudar a organizar tus posteriores compras. Hay que buscar un equilibrio.

Vayamos por partes. Ya sabes lo importante que es el orden de la cata, por lo que es recomendable que sigas una pauta sencilla: espumosos; blancos; tintos jóvenes y tintos con crianza; dulces y generosos.

Escupe. Sabemos que eres muy educado pero escupir puede ser la clave para no acabar antes de empezar. Aquí hay dos escuelas, los que lo hacen y los que no, y cada uno te dará su criterio, pero de lo que no cabe duda, es de que después de tragar un buchito de 50-60 vinos… se nota. Puedes seleccionar aquellos vinos que te merezcan la pena y tragar un poco de ellos, pero haz una buena selección…

Toma notas breves. No intentes hacer una nota de cata compleja, utiliza un sencillo sistema iconográfico (por ejemplo, con estrellas) o una puntuación numérica acompañada de unas notas breves, tipo: Sorpresa. Cava de corte maduro a buen precio.

¿Qué hacer después de la feria de vinos?

Agua, mejor que tocado y hundido. Beber abundante agua puede ayudarte a mejorar tu estado post-feria, post-cata o post-copa. El agua puede paliar el efecto del alcohol, que deshidrata los órganos principales y hace que te sientas mal. Una adecuada hidratación puede serte muy útil cuando abandones la feria de vino. Además puede ayudarte a combatir o evitar una buena resaca.

Complementos vitamínicos. Personalmente, nunca los he usado, pero sé que mucha gente los usa y aseguran que son milagrosos. En Verema tenemos un hilo al respecto con varias soluciones pero, en general, los complejos vitamínicos suelen ser ricos en B1, B6, B12 y vitamina C que, pese a no estar clínicamente probado que ayuden a evitar la resaca, este tipo de vitaminas aseguran una mejor recuperación por sus propiedades.

El descanso del guerrero. Es conveniente descansar al máximo. Al día siguiente deberías comer alimentos frescos, verduras hervidas, frutas, etc. Frituras, estofados, guisos contundentes y comidas copiosas pueden jugarte una mala pasada, así que trata de compensar los excesos del día anterior”.