ventas online de vino
Los datos sobre venta online durante esta crisis son difíciles de contrastar, pero puede asegurarse que han experimentado un notable crecimiento, llamativo sin duda en términos porcentuales, lo cual no significa que en el total del mercado del vino estas ventas online representen aún un porcentaje significativo.

Oportunidades para el vino de Rioja (VI)
Texto: Javier Pascual, director de La Prensa del Rioja

Como han venido corroborando diversos estudios de mercado sobre el comportamiento de los consumidores en este tiempo de confinamiento, el vino ha sido uno de los productos que ha experimentado un mayor crecimiento de ventas en las cadenas de alimentación. Hasta el inicio de la pandemia, hostelería y supermercados se repartían las ventas al 50% aproximadamente, aunque en términos de valor el porcentaje sea mucho más favorable para la hostelería. Los datos sobre venta online son más difíciles de contrastar, pero también puede asegurarse que han experimentado un notable crecimiento, llamativo sin duda en términos porcentuales, lo cual no significa que en el total del mercado del vino estas ventas online representen aún un porcentaje significativo.

A los números globales añado el testimonio directo de una gran bodega de Rioja con fuerte presencia en las cadenas de alimentación: en abril vendió a una de estas cadenas un 60% más que en el mismo mes del año anterior. Y el mes de marzo marco un hito en la exportación, debido fundamentalmente a que importadores y distribuidores hicieron acopio de vino ante las dificultades que se temía podrían venir para el aprovisionamiento. En la situación actual, son las marcas con más dependencia de la hostelería las que están sufriendo de forma más acusada el parón de las ventas, con caídas que en muchos casos superan el 80%. Las expectativas de recuperación no contemplan en ningún caso plazos cortos, por lo que son muchas de esas bodegas más afectadas las que están replanteando su modelo de comercialización y volviendo la mirada hacia la venta online en sus múltiples formas, desde los market place y plataformas de venta como Tmall Global de Correos, a la propia tienda virtual.

Claro que, en general, no se puede decir que la situación digital de las bodegas en España y de su comercio electrónico sea hoy por hoy la que podía esperarse tras el espectacular avance que se ha producido en la última década en otros sectores. Lo cierto es que, desde que algunas bodegas crearon las primeras tiendas virtuales en los albores de este Siglo XXI, el desarrollo de este tipo de comercio no ha evolucionado a la velocidad que se auguraba en lo que al vino se refiere. Sirva de ejemplo decir que el gigante de la venta por Internet Amazon comenzaba muy recientemente a desarrollar la venta de vino dentro del área de alimentación. Así lo explicó Emanuel Carretero, responsable de vino para Europa de Amazon en la presentación que hizo de ‘Amazon Wine Program’, lanzado para asesorar a las bodegas sobre las diferentes fórmulas para incorporarse a la mayor tienda virtual del mundo. “El vino se ha convertido en un producto fundamental para nosotros”, aseguró, y aunque no facilitó datos concretos sobre evolución de las ventas, apuntó que “los consumidores están buscando los vinos más caros”.

Esta presentación de Amazon fue una de las conferencias de la Jornada ‘Wine Marketplace B2B & B2C’, organizada por La Prensa del Rioja el pasado año con el objetivo de explorar los nuevos canales de venta ‘online’ ante el reto que representa para el sector vinícola de Rioja el imparable avance del comercio electrónico. Una jornada que estuvo protagonizada por las plataformas más importantes del mundo -Amazon y Alibaba-, y en la que las empresas especializadas MIRAKL, Webhelp y JIG presentaron un proyecto de marketplace exclusivo para las bodegas del Grupo Rioja. Su director general, Íñigo Torres, reconoció que “la venta ‘online’ crece de forma imparable y puede resultar una herramienta útil para mejorar la comercialización, compatibles y complementaria de los canales tradicionales de distribución, a pesar de lo cual el sector del vino de Rioja no ha cogido todavía ese tren”.

Es una realidad que ha cambiado muy poco y que las actuales circunstancias han puesto en evidencia. La crisis de la COVID-19 ha servido para que muchas bodegas se hayan dado cuenta de lo poco que están digitalizados sus negocios y de la necesidad de replantear su modelo, debate que adelantamos en la Jornada DIAM del pasado año y que ahora ha analizado la agencia RAW en un estudio cuyas conclusiones daremos a conocer aquí en un próximo artículo.

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!

Compartir