coronavirus y vino
Roadshow del vino de Rioja en China en 2019

El mundo del vino a sorbos
Texto: Antonio Egido

Que el coronavirus es el tema del que todos hablamos, no se le escapa a casi nadie, pero nosotros le hemos pedido a nuestro buscador que nos dé resultados a la mezcla de las palabras ‘coronavirus y mundo del vino’, aportándonos informaciones como las siguientes.

En ‘vinetur.com’ nos hablan de ‘Cómo afecta el coronavirus al comercio del vino’, con la siguientes explicación: “Mientras el comercio minorista se resiente, las ventas de vino online, a través de grandes plataformas, comienzan a crecer motivadas por los periodos de cuarentena

A medida que la epidemia de coronavirus continúa extendiéndose a través de China, el comercio del vino se está viendo afectado por la caída en el gasto del consumidor en tiendas y restaurantes, mientras que las restricciones de cuarentena amenazan con afectar las importaciones internacionales de vino.

El año pasado, el gasto global del país durante el festival del Año Nuevo Chino, celebrado a finales de enero, superó 1 billón de yuanes (130.000 millones de euros), un aumento del 8.5% respecto a 2018. Si bien es demasiado pronto para determinar el impacto total del brote, está claro que las empresas que dependen en los aumentos del gasto del Año Nuevo chino sufrirán mucho.

El consumo privado real crecerá solo un 1,1% en el primer trimestre respecto al año anterior, según Oxford Economics, por debajo de una estimación anterior de un crecimiento del 6,8%.

Sin embargo, las perspectivas no son pesimistas para todas las empresas orientadas al consumidor. Como millones de chinos se ponen en cuarentena sin salir de sus hogares, las empresas de comercio electrónico como Alibaba Group  y JD.com, donde es posible comprar vino, están aumentando sus ganancias, según la consultora AllianceBernstein. El coronavirus, que perjudica gravemente a los minoristas offline, puede convertirse curiosamente en “la situación perfecta para el crecimiento del comercio electrónico”, afirman los analistas de AllianceBernstein en un informe.

Para alivio de los minoristas, AllianceBernstein informa que las compañías que sufren pérdidas por la epidemia pueden recuperarse rápidamente de la demanda acumulada una vez que el brote se alivie. En este sentido, durante lo peor de la epidemia de SARS en 2003, las ventas cayeron pero se recuperaron en unos pocos meses, según un informe del economista del Grupo DBS Ma Tieying”.

En ‘sevi.net’ nos indican que “El temor a posibles contagios por coronavirus (Covid 19) ha obligado a los organizadores de la feria de vinos Prowein, una de las más importantes del mundo, a posponer su celebración, prevista en Düsseldorf los próximos 15 al 17 de marzo. En un comunicado, Messe Düsseldorf informaba el 19 de febrero que la decisión de aplazar (sin fecha alternativa, por el momento), la celebración del salón se ha tomado siguiendo la recomendación del equipo de gestión de crisis del Gobierno alemán.

“Basándose en esta recomendación y en el reciente aumento significativo del número de personas infectadas, incluso en Europa, Messe Düsseldorf ha reevaluado la situación. A ello se añade la incertidumbre de numerosos expositores y visitantes de la ProWein y la complicada situación de los viajes, especialmente para los clientes internacionales”, señalan.

(…) En estrecha coordinación con todos los socios implicados, la Messe Düsseldorf discutirá rápidamente una fecha alternativa de la feria para garantizar que la planificación pueda llevarse a cabo de forma fiable. El aplazamiento también afecta a la iniciativa Prowein Goes City, que se desarrolla paralelamente a la Prowein.

Hay que tener en cuenta que, desde hace 25 años, la feria de Düsseldorf es una cita fija para los operadores vitivinícolas internacionales para descubrir vinos nuevos, establecer contactos e intercambiar experiencias. En la última edición acudieron más de 6.900 expositores procedentes de 64 países, que recibieron la visita de más de 61 500 visitantes profesionales de todo el mundo”.

En ‘economiadigital.es’ nos hablan del coronavirus que “alarma a España”, haciendo referencia al mercado de China y el vino, para lo que recurren a la “Federación Española del Vino (FEV) (donde) también brota la preocupación. Su director general, José Luis Benítez, prevé una “afectación en las ventas de vino, al menos a corto plazo”, en unas fechas en las que a priori “hay más consumo y se hacen más regalos”. En el sector del vino la preocupación es incluso mayor porque ya se están cancelando ferias y acciones comerciales en China, lo que genera un impacto en ventas y un quebradero de cabeza por las ayudas europeas a la promoción.

El coordinador de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas —organismo que aglutina a las Denominaciones de Origen, Jesús Mora, explica que las llamadas “ayudas OCM” de la UE para la promoción exigen cumplir el calendario de actividades previsto, y de no ser así se penaliza al beneficiario. Ahora analizan qué hacer para que las bodegas y las DO puedan reasignar las subvenciones o al menos no verse castigadas; por el momento, abogan por alegar “causa de fuerza mayor”, un concepto poco desarrollado normativamente pero que esperan que sea suficiente”.

Y por supuesto no faltan las calificadas como ‘bromas” pero que se acaban convirtiendo en virales, si bien sostenemos que las redes ponen el altavoz a noticias que pueden llegar a ser mentira, y sin comprobación previa, lo que no es nada periodístico. Como la que leemos en ‘20minutos.es’, con este titular: “La ‘broma’ del dron, el vino y el coronavirus a bordo del Diamond Princess” y que reflejamos aquí: “El titular decía así: “Una pareja australiana pide vino a través de un dron en un crucero en cuarentena por el coronavirus”. Su ocurrencia dio la vuelta al mundo. Los medios de comunicación se hacían eco así de la anécdota con el post que la pareja formada por Jan y Dave Biskins había colgado en redes sociales desde el Diamond Princess, el crucero atracado en Yokohama, Japón.

Pero resultó que tan solo era una broma.

Se ha sabido que la pareja recibió la botella y las dos copas de un camarero de un bar ubicado en el interior del crucero. Lo han admitido ellos mismos en un vídeo en el que lamentan que ningún medio de comunicación contrastara la información que salía en sus redes sociales.

“Simplemente no nos podíamos creer que lo publicaran. Porque nadie lo comprobó y de repente supimos que había salido en las noticias. Y nosotros lo colgamos en nuestro Facebook personal, a modo de broma positiva y optimista”, han tenido que admitir después del gran revuelo”.

Un tema pues para no tomárselo a broma por las consecuencias que empieza a tener. Brindemos hoy con un vino de calidad por la pronta recuperación de los afectados.

 

Suscríbete gratis a nuestro boletin.¡Pincha aquí!

 

Compartir