Anton Paar

Anton Paar, el líder en soluciones de medición de alta calidad para la industria del vino que ofrece soluciones innovadoras para productores, plantas de llenado y laboratorios de servicios, presenta el Analizador de Infrarrojos  por Transformada de Fourier (FTIR) Lyza 5000 Wine, con el que da un paso más para completar su catálogo en la industria vinícola.

“Gracias a la poderosa tecnología de la espectroscopia FTIR combinada con modelos quimiométricos, – explica Francisco Lanchas Solera, responsable de equipo técnico-comercial- Lyza 5000 Wine es capaz de medir más de 13 parámetros del vino, del mosto y del mosto en fermentación de forma rápida y precisa, en menos de 1 minuto. Permite obtener valores entre los que se encuentra el contenido de etanol, el perfil de azúcares y el perfil de ácidos, y consigue la máxima precisión del mercado gracias a un control de la temperatura de +/-0.03ºC en una celda de medición de Reflexión Total Atenuada (ATR) de 12 rebotes que proporciona una intensidad de señal idónea apenas influida por muestras gaseosas o turbias”.

Lyza 5000 Wine incorpora una pantalla táctil con una interfaz de usuario en castellano simple e intuitiva, que facilita el manejo y gestión de rutinas de trabajo a cualquier usuario. Además, “gracias su gran modularidad, puede ampliar y mejorar su sistema conectando equipos Anton Paar como Alcolyzer, densímetros, medidores de pH o de turbidez, muestreadores… Y así tener el sistema de medición más potente y preciso del mercado para el análisis del vino”, explica Lanchas.

En el sistema modular, todas las medidas de los equipos conectados se recogen en un informe común, usando una sola muestra, con una única preparación y un único llenado. “Ahorrando tiempo así, dinero y minimizando los posibles errores durante los procesos de preparación de muestra y análisis”, destaca Francisco Lanchas.

Lyza 5000 Wine no requiere mantenimiento ni servicios de calibración anuales: el instrumento permite al usuario crear sus propias curvas de medida en los rangos adecuados, personalizados para cada producto. “Su sistema de ‘auto-chequeo’, informará al usuario del estado de la celda de medición y avisará cuando necesite ser comprobada o ajustada por medio de las sustancias patrón, que son agua destilada y etanol”, aclara Lanchas.

Anton Paar es una empresa en constante evolución “que mejora de forma continuada sus equipos y soluciones para la industria del vino, y garantiza el suministro sin coste adicional de cualquier actualización del software del equipo que incorpore la medida de nuevos parámetros o mejoras del sistema”.

Para un nivel de automatización máximo, el Lyza 5000 Wine se puede integrar por completo en sistemas LIMS via Ethernet y WiFi.

“El Lyza 5000 Wine es el analizador que la industria del vino estaba esperando”, concluye Lanchas Solera.

 

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!

Compartir