Con el doble objetivo de ampliar la gama de producto y adaptarse a las necesidades de sus clientes, Ramondin comienza en septiembre la fabricación y comercialización de museletes, un sistema de cierre para champán, cava y vinos espumosos, que se suma a la oferta de cápsulas para vinos, licores y aceites en diferentes materiales como estaño, aluminio o tapa rosca, entre otros. El valor añadido y elemento diferencial de la firma en esta nueva línea de negocio es la impresión de alta calidad, que permite incorporar atractivos diseños en las placas, incluso en tiradas pequeñas. A ello se suman la calidad de producto y la garantía de un buen servicio que siempre han distinguido a Ramondin.

 

La puesta en marcha para la producción y comercialización de los museletes ha supuesto la incorporación de cuatro nuevos trabajadores, que se suman a los más de 550 empleados que posee en todo el mundo, alrededor de 400 en la sede de Laguardia.

Para el consejero delegado de la firma, José Miguel Munilla, “con este nuevo producto, Ramondin reafirma su filosofía: innovamos, invertimos e internacionalizamos, sin perder de vista el principal ingrediente que nos ha permitido destacar como uno de los principales líderes del mercado: la calidad del producto y el  buen servicio”. Munilla añade que, al igual que el resto de productos de la firma, “los museletes destacan por las grandes posibilidades de diseño que ofrecemos a nuestros clientes”. 

Respecto a las características del producto, existen variaciones en cuanto al alambre o hilo del bozal y el diseño de la placa, los dos elementos que componen el muselete.

Los bozales están compuestos por cinco hilos, uno para la cintura y otros cuatro que forman una cruz para sujetar la placa. En la unión de los hilos de la cruz a la cintura Ramondin ofrece dos variaciones: la utilizada en el mercado francés y la más común en el resto de mercados.

Más allá de esta variación, Ramondin permite personalizar el hilo o alambre con cuatro colores: plata, oro, negro e incluso rosa.

Respecto al diseño de la placa, destaca la impresión de alta calidad que permite incorporar atractivos diseños, incluso en tiradas pequeñas. Asimismo, ofrece la posibilidad de incluir relieves secos o entintados.

Con el lanzamiento de este producto, Ramondin complementa su oferta que se suma a su apuesta por la cápsula de estaño, al desarrollo del aluminio embutido con desgarre y al empleo de tintas sin disolventes, entre otras muchas aportaciones que le han permitido destacar como uno de los líderes mundiales en su sector.

 

 

Compartir