El grupo Argraf sigue siendo líder en España en la fabricación de etiquetas del vino. Este liderazgo, para el director general de este grupo, Martín Torroba Terroba, “nos empuja y obliga a, por una parte, ser grandes diseñadores de nuevas etiquetas de vino para nuestros clientes, sus departamentos de marketing o sus diseñadores, a los cuales nosotros complementamos con nuestros conocimientos sobre papeles, maquinaria, etc. y aportamos nuestras posibilidades de acabados y por otro lado, nos obliga a una búsqueda continua de nuevos papeles en el mercado para encontrar la diferenciación que nuestras bodegas quieren para vestir sus botellas”.

 

Obviamente con las dificultades actuales de mercados y las disminuciones de consumos internos, sus clientes están más presentes en los mercados de exportación lo que les ha obligado, en palabras de Martín Torroba Terroba “a adaptar los diseños de sus etiquetas a esos mercados, adaptación que también se produce en el Grupo Argraf, ante mercados europeos o asiáticos, ya que  cada uno presenta sus peculiaridades”.

En los dos últimos años -2012 y el actual 2013- el Grupo Argraf ha seguido invirtiendo en maquinaria, de forma que “contamos con cuatro máquinas auxiliares lo que nos ha permitido mejorar nuestros acabados -más serigrafía, más efectos especiales- a la vez que buscamos la mejora de costos que también nos exigen nuestros clientes”, afirma el director general, quien concluye indicando que “los grandes economistas actualmente están diciendo que las empresas que están sobreviviendo a esta crisis y sigan creciendo en sus mercados, están reforzando su futuro… este es el caso del Grupo Argraf que tanto en 2012 como en 2013 creció por encima de los mejores años anteriores a la crisis, lo que nos permite afianzarnos en el futuro”.

Compartir