En su compromiso con la I+D vitivinícola, Grupo Rioja promueve el proyecto Mildiu Look-out para crear un sistema de predicción a pie de viña único para la Denominación de Origen. La iniciativa está coordinada por la empresa tecnológica Encore Lab con la colaboración de la Universidad de La Rioja, Bodegas Ramón Bilbao y Bodegas Vivanco y Pernod Ricard Bodegas.

El Mildiu es una enfermedad provocada por hongos con especial incidencia en los viñedos, donde el Plasmopara Viticola puede afectar a todos los órganos verdes de la cepa, desde las hojas hasta los racimos pasando por ramas y zarcillos. Los síntomas son visibles en la fase inicial en las hojas, en forma de manchas aceitosas en el haz o presencia de polvillo blanquecino en el envés y, una vez que se presenta, puede propagarse con gran rapidez hasta provocar la necrosis de las hojas y afectar al tallo y los frutos.

Actualmente se combate aplicando tratamientos preventivos con calendario fijo sin tener en cuenta factores específicos de parcela o zona, lo que implica importantes consecuencias medioambientales y una preocupación para las bodegas que compran uva a proveedores externos. La permanencia de residuos en los suelos contraviene la política medioambiental de la UE y los controles de trazas en el vino son cada vez más minuciosos para garantizar la salud de los consumidores.

En los últimos años se han desarrollado modelos bioclimáticos para adecuar los tratamientos a la aparición de enfermedades en zonas como Galicia o Penedés, pero dependen en gran medida de las condiciones locales y se hacía necesario desarrollar el modelo idóneo para la DOCa Rioja.

Así, el proyecto persigue desarrollar un software de gran fiabilidad que permita a los viticultores tomar decisiones a pie de viña, ya que les alertará de riesgo de aparición de Mildiu en una parcela concreta y les indicará el tratamiento adecuado para hacer frente a la plaga en el momento que aparece la alerta.

Las labores comienzan con la instalación de tres estaciones agroclimáticas en tres parcelas representativas de cada una de las bodegas que ofrecerán datos de temperatura, pluviometría y estado del viento, presión atmosférica y radiación solar, así como humedades del aire, foliar y de suelo a diferentes profundidades.

Para determinar el grado de riesgo de Mildiu, la herramienta recogerá y procesará información en cada parcela mediante el sistema de información agroclimática CESENS, datos adquiridos por los técnicos de campo y fotos infrarrojas por satélites para determinar el estado vegetativo de las plantas.

Además, se tendrán en cuenta aspectos como variedades, estado vegetativo de las plantas, características específicas de los emplazamientos o manejo del viñedo e información exhaustiva de las visitas al campo.

Toda la información será gestionada por el nuevo software y permitirá obtener un modelo de predicción ajustado y validado para la DOCa Rioja. La herramienta será accesible desde cualquier dispositivo con conexión a internet, permitiendo a los viticultores realizar tratamientos en cada parcela antes de la germinación de las esporas impidiendo la aparición de Mildiu.

Con un desarrollo de dos años y un presupuesto de 628.644€, el proyecto ha merecido el apoyo de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER) con una subvención de 194.593€.

Compartir