Martes, 23 Enero 2018 08:04

Grandes mentiras del mundo del vino

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Grandes mentiras del mundo del vino

El mundo del vino a sorbos

Esta semana le hemos pedido a nuestro buscador de Internet que nos ofrezca resultados sobre las “grandes mentiras” que se han escrito o dicho sobre el mundo del vino y lo cierto que nos quedamos sorprendidos, inicialmente, porque los resultados que nos ofrece son 895.000 si bien muchos de ellos están repetidos.

Texto: Antonio Egido

El primer reclamo que nos ofrece Internet a través de ‘hola.com’  nos indica que “Los expertos de Vinissimus (empresa especializada en la venta de vino online) se asoman hoy a Hola.com para contarnos cuáles son algunos de los tópicos comunes más extendidos en relación al mundo de la enología. Mitos que muchas veces se dan por verdaderos cuando, ciertamente, poco o nada tienen que ver con la realidad.

1. Los tintos mejoran con el tiempo, y los blancos, mejor del año. ¡FALSO!

Hay vinos tintos que se elaboran para ser consumidos de manera casi inmediata, manteniendo su frescor y sus características. Del mismo modo, algunos blancos, por el tipo de uva o por la forma de elaborarlos, ganan mucho cuando tienen crianza, alcanzando así toda su complejidad.

2. Desconfía de los vinos con tapón de rosca. ¡FALSO!

El corcho puede ser mejor para vinos que vayan a tener una larga evolución en botella, pues permite una cierta oxigenación, pero también puede infectar el vino con la llamada enfermedad del corcho o TCA. Al final es algo cultural, ya que en Estados Unidos y en bastantes países de Europa muchos de los vinos de mayor calidad se embotellan con rosca, que no permite que entre oxígeno, pero tampoco hay riesgo de que el caldo se estropee.

3. El tinto a temperatura ambiente y el cava muy frío. ¡FALSO!

La expresión ‘temperatura ambiente' tiene su origen en los castillos franceses, cuando, hace siglos, las temperaturas eran mucho más frías y no existía la calefacción. En la actualidad, la temperatura ambiente de cualquier casa puede rondar los 22º, inadmisible para un vino, que debe servirse entre los 14º y los 16º. Con respecto a los espumosos, deben disfrutarse entre los 5º y los 8º, por debajo de este punto, sus aromas se pierden debido al frío.

4. Blanco para el pescado y tinto para la carne. ¡FALSO!

Existen demasiados tipos de pescado y de carne como para poder generalizar. Además, en un buen maridaje intervienen muchísimos elementos: intensidad de sabor, cocción, salsas, etc. ¿Alguien diría que no a un blanco con pollo en salsa o a un tinto suave con un buen atún o salmón?

5. El rosado es el primo pobre de los tintos. ¡FALSO!

Puede que hace tiempo esto fuera así, pero hoy en día son muchas las grandes bodegas que elaboran rosados de una enorme calidad. Al ser vinos versátiles, acompañan a la perfección a muchos tipos de platos: verduras a la brasa, arroces mixtos, fideuás, pizzas caseras…”.

Y en ‘vinetur.com’ amplían estas mentiras a 8, que son las siguientes: “Los blancos pueden elaborarse con uvas rojas/tintas. Aunque los vinos tintos siempre se elaboran con uvas tintas, los blancos pueden elaborarse, además de con uvas blancas, con uvas rojas o tintas. Se trata de uvas tintas a las que se les ha quitado la piel, o se somete a un mínimo contacto con ella, que es donde se encuentran los colorantes naturales de la uva.

El vino no engorda. Es cierto que una copa de vino aporta calorías (unas 150 calorías Kcal.), sin embargo las calorías no engordan, lo que engorda es la materia, es decir si éstas se transforman en grasa o no (temogénesis). En otras palabras, la forma en que el organismo las procesa puede hacer que esas calorías se absorban o se conviertan inmediatamente en energía.

Los vinos más caros no son siempre los mejores. En muchas ocasiones el precio final de un vino nada tiene que ver con su calidad sino con costes u otras variables empresariales.

Por algún extraño motivo psicológico, mucha gente ha asociado el vino rosado o el blanco a la mujer. Un pensamiento erróneo y nada más lejos de la realidad. Las mujeres tienen los mismos gustos que los hombres en cuanto a vinos.

No conviene tomar un vino tinto por encima de los 17 ºC, ya que aumenta la sensación de alcohol. Si la temperatura ambiente en la que te encuentras es de 22 ºC, por ejemplo, deberás enfriar el vino tinto.

Si bien, la producción ecológica no emplea pesticidas ni abonos químicos, si se permite el uso de sulfitos como conservantes, aunque en menor medida que en un vino tradicional.

Aunque en ocasiones algún vino con crianza en madera puede mejorar con el paso del tiempo, lo normal en la mayor parte de los vinos es que con el paso del tiempo vayan perdiendo sus características.

Existen pescados fuertes y platos contundentes con pescados que se acompañan con vinos tintos, y carnes suaves o carnes blancas que se acompañan con vino blanco”.

Mentiras puestas en negro sobre blanco en la red, que al final demuestran el interés que tenemos los consumidores de esta bebida hacia todo lo relacionado con ella.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE GRATIS A NUESTRO NEWSLETTER!

Modificado por última vez en Martes, 23 Enero 2018 08:09