Martes, 14 Noviembre 2017 08:26

Jóvenes en el campo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Jóvenes en el campo

El mundo del vino a sorbos

El relevo generacional es la base para que la vida tenga su continuidad y dentro del mundo del vino, para que las nuevas generaciones vayan ocupando los puestos de sus padres para protagonizar ese futuro que, en muchos ocasiones, ya está aquí.

Texto: Antonio Egido

Por ello hemos puesto en nuestro buscador la frase “jóvenes agricultores en el mundo del vino” y el primer enlace al que acudimos es de ‘cerodosbe.com’ donde leemos el titular “Seis jóvenes que revolucionarán el mundo del vino” y el siguiente texto: “Algunos vienen del mundo del vino por herencia, ya sea porque su familia era productora o simplemente eran agricultores. Otros tuvieron una especie de revelación que les cambió la vida.

Estos seis jóvenes marcarán tendencia (si no lo están haciendo ya) en el mundo del vino en España, donde presentan productos con técnicas tradicionales, con un fuerte amor por la tierra y por el cuidado de las vides.

Julia Casado Marco -- La del Terreno

Nacida en 1984, descubrió el mundo del vino en el Palatinado alemán, donde compaginaba sus estudios de ingeniería agrícola con los de violonchelista. Tras pasar por las bodegas alemanas Deidesheim, las españolas Vega Sicilia (Ribera del Duero) y las argentinas Fournier, Julia sintió la necesidad de iniciar un proyecto propio.

Regresó a su Murcia natal, aunque no tenía ni tierras ni bodega. Pero comenzó un paciente trabajo de selección de viñas, y a diseñar su bodega modular, que bautizó como La del Terreno, tal como las antiguas familias denominaban a la uva monastrell.

En 2015 comenzó con una pequeña parcela de 3,5 hectáreas en Jumilla, y al año siguiente se trasladó a Bullas y Cehegín (Murcia), para producir con la técnica del pisado tradicional un “vino sincero, sin aditivos ni maquillajes, fiel al paisaje, a la variedad y al año climático en la zona”, como define Julia.

Eduard Pié Palomar -- Sicus

Nacido en 1985 en Bonastre (Tarragona) de una familia de agricultores, sus estudios de enología los complementaría con los de sumiller y marketing especializado en el mundo del vino.
Durante muchos años su familia se había dedicado a la elaboración de vinos a granel, y Eduard retomó este camino, mientras trabajaba en las bodegas Jané Ventura, en el Penedès.

En el 2010 presentó Sicus, su propio proyecto que busca impregnar el espíritu del paisaje de sus comarcas. En sus ocho hectáreas del macizo de Bonastre, a 170 metros de altura, produce diez variedades con uvas xarel·lo, sumoll y malvasía, entre otras; y dos de ellos, como el Sicus Sons xarel·lo y monastrell se elaboran con ánforas enterradas en medio de las viñas.

Ramiro Ibáñez Espinar -- Encrucijado

Ramiro Ibáñez Espinar es de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y ese origen ha marcado su vida. De padre agricultor, siempre ha tenido mucha relación con el campo y con el Coto de Doñana, y creció rodeado de bodegas emblemáticas como Gaspar Florido, Barbadillo, Hermanos de Rafael Terán, etcétera.
Con las carreras de ingeniero agrícola y enología, su relación profesional con el vino pasa por diversas fases: primero trabajó en varias zonas productoras de España y tras adquirir cierta experiencia, salió al extranjero para colaborar con bodegas de Australia y Burdeos, para luego volver al país y recalar finalmente en el Marco de Jerez.

Entre sus productos más reconocidos está el Encrucijado 2012, elaborado con seis variedades autóctonas, de las cuales cinco de ellas se salvaron de la extinción. Su producción, limitada a menos de 700 unidades, se realiza en forma artesanal con las mismas condiciones que hace 30 años, cuando la fermentación se realizaba en bota...”. Quedan tres biografías por descubrir.

En ‘redruralnacional.es’ nos acercamos a un informe “del Consejo Europeo de Jóvenes Agricultores y la asociación DeLaval sobre una encuesta realizada a jóvenes agricultores de toda Europa sobre el futuro del sector agrícola. El documento, denominado "Jóvenes agricultores europeos: creación de un sector sostenible" fue presentado en el Parlamento Europeo y tenía como objeto dar a conocer la situación de los jóvenes agricultores en la Unión Europea.

La encuesta se realizó on line y participaron 978 jóvenes, de los cuáles 89 eran españoles, convirtiendo a España en el país con más participación. Este cuestionario tenía como objetivo conocer la opinión de los jóvenes agricultores sobre temas como la sostenibilidad del sector agrícola, los desafíos a los que se enfrentan día a día y las oportunidades que ven al ser jóvenes agricultores.

En líneas generales la encuesta revela que los jóvenes agricultores europeos son conscientes del medio ambiente y desean que la sociedad reconozca la labor que desarrollan en el medio rural. Los resultados muestran que las barreras más importantes para los jóvenes que desean ingresar o permanecer en el sector agrícola son:

   - Un nivel ingresos más justo.

   - Las dificultades de acceso a la tierra.

   - La necesidad de una simplificación de los procedimientos administrativos y una coherencia entre las medidas locales, nacionales y europeas.

   - El requerimiento de una competencia justa de los mercados globales.

En el caso del sector agrícola hay que tener en cuenta que el 56% tienen más de 55 años y sólo el 6% de los agricultores europeos son menores de 35 años. Con una comunidad agrícola envejecida, la renovación generacional es cada vez más crucial y debe ir acompañada de políticas adaptadas, por ello, iniciativas como la encuesta "Jóvenes agricultores europeos: creación de un sector sostenible" son necesarias para conocer la opinión y situación del futuro de los profesionales del sector.

Como conclusión destacar que los resultados también confirman que la mayoría de los jóvenes agricultores europeos piensan que es posible un futuro como joven agricultor, a pesar de la feroz competencia de los mercados globales, las elevadas cargas administrativas y la baja rentabilidad económica de sus actividades. Lo creen así porque les apasiona la agricultura y mantienen una firme creencia en la sostenibilidad como el único camino para alimentar a una población en crecimiento a pesar de la reducción de los recursos naturales”.

Que no pierdan la pasión y que nosotros no olvidemos la juventud con la que el campo puede seguir ofreciendo productos como las uvas que, justamente tratadas, seguirán ofreciendo todo un mundo de sensaciones. 

 

SUSCRÍBETE GRATIS A NUESTRO NEWSLETTER!