Martes, 26 Septiembre 2017 08:04

La vendimia más temprana de la historia de Rioja

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
La vendimia más temprana de la historia de Rioja Foto: Fernando Caballero

Marcada por la helada y la sequía, la heterogeneidad será el signo de la cosecha 2017

El Museo Wurt sirvió de escenario para que la Asociación de Enólogos de Rioja (AER) celebrara la XI Jornada Pre-Vendimias, una cita que no solo aporta un interesante contenido didáctico para los profesionales del sector, sino que proporciona una completa información sobre la evolución y características de la cosecha. Una cita que este año ha llegado en pleno fragor de una vendimia que se recordará como la más temprana de la historia de Rioja, ya que el 10 de agosto se cortaron las primeras uvas blancas en el área más oriental de la Denominación. Y también la más complicada, al estar marcada por una fuerte helada y por la sequía, como coincidieron en valorar los intervinientes en la Jornada, cuya inauguración corrió a cargo del presidente del Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja, Fernando Salamero. Tras él, dos ponentes de auténtico lujo, como Eugenio García del Moral, presidente de Arprovi, y Francisco Díaz Yubero, doctor ingeniero agrónomo y enólogo con una amplia experiencia de 48 vendimias.


Fernando Salamero afirmó en su presentación que la presente vendimia es la más complicada de los últimos años, por lo que el Pleno del Consejo, ante una situación extraordinaria adoptó igualmente medidas extraordinarias recogidas en las Normas de Campaña aprobadas por amplio consenso el pasado mes de julio. Respecto a la incidencia de la helada del 29 de abril aseguró que con el paso del tiempo se ha producido “una recuperación de las viñas que nos hace ser optimistas, aunque persiste la incertidumbre sobre cómo será finalmente esta vendimia”. Salamero mostró su confianza al concluir que “en esta Denominación contamos con el mejor plantel de enólogos, además de con excelentes agricultores, y ambos colectivos están motivados por un mismo objetivo, que es el de conseguir un vino de la máxima calidad, algo que actualmente se busca desde la viña”.

Lo constatado a fecha 12 de septiembre, día de celebración de la jornada, era que tras un mes de vendimia se habían recolectado algo más de 70 millones de kilos de uva, sanas y de una buena calidad, elaboradas por unas 200 bodegas de la Denominación (al final de la campaña habrán elaborado vino de Rioja en torno a 630 bodegas). Generalizada ya en Rioja Baja, la vendimia se ha ido extendido paulatinamente hacia las subzonas Rioja Alta y Alavesa, esperándose un rápido desarrollo en la segunda quincena de septiembre, aunque deberá realizarse de una forma muy selectiva, analizando parcela a parcela la evolución de la maduración. Tanto por el efecto de la helada y la sequía, como porque en general las cepas presentan una carga moderada, con racimos sueltos de peso medio muy adecuado para la calidad, las previsiones son de una cosecha inferior al potencial productivo de la Denominación, que se sitúa en un año normal en torno a los 430 millones de kg de uva en función de los rendimientos máximos permitidos por hectárea.

Normas ajustadas a la realidad productiva

Las ‘Normas de Campaña’ para la vendimia 2017 aprobadas por el Consejo han afrontado la compleja realidad productiva planteada por la helada de abril en una tercera parte del viñedo riojano en base a un exhaustivo trabajo, que ha supuesto el empleo de tecnologías informáticas de última generación y un despliegue de verificaciones en campo sin precedentes en la Denominación. El objetivo ha sido aportar la solución técnica más acorde al interés general, a las garantías de calidad y autenticidad que ofrece la Denominación y a la preservación del equilibrio en que se basa el actual modelo de Denominación. Aunque incluyen un conjunto de medidas clave dentro del sistema de garantías de Rioja, una de las medidas más destacadas de las Normas Campaña es la fijación de los rendimientos máximos de producción de uva por hectárea, que en esta vendimia dejan por primera vez de ser homogéneos para el conjunto de la Denominación con el fin de ajustarse lo más posible a la situación productiva de los diferentes viñedos. Una situación compleja en lo que se refiere a la incidencia de la helada, puesto que en la amplia zona de un tercio de la Denominación que se vio afectada no todos los viñedos lo han sido por igual. A ello se ha venido a sumar la magnífica recuperación experimentada por muchos viñedos, lo que nos ofrece un panorama muy heterogéneo al que se pretende dar la adecuada cobertura fijando tres niveles de rendimientos máximos.
De acuerdo con estas circunstancias, el Consejo ha fijado con carácter general la cantidad máxima amparable en 7.475 kg. por hectárea para variedades tintas y en 10.350 kg. por hectárea para variedades blancas. Además, se ha fijado un rendimiento máximo amparable específico para los polígonos y parcelas más afectados por la helada (3.900 Kg./ha en variedades tintas y 5.400 Kg./ha en variedades blancas), mientras que para los menos afectados dichos rendimientos máximos serán de 5.850 kg/ha y 8.100 kg/ha respectivamente.

Eugenio García del Moral: “la vendimia de la diversidad”

Eugenio García del Moral calificó la vendimia de 2017 como “la del año de la diversidad” y aseguró que está resultando “compleja tanto por la sequía que hemos padecido como por la helada tardía del 29 de abril, dos factores que van a marcar esta vendimia”. Los datos térmicos de tres puntos referentes de la Denominación (Uruñuela, Ausejo y Casalarreina) le permiten fijar el inicio de la vendimia 10 días antes de la del año pasado, reduciendo así el adelanto de 15 días que había con anterioridad a las lluvias de la última semana de agosto. En consecuencia, para García del Moral “esta vendimia presenta una gran heterogeneidad. pues en una misma cepa nos podemos encontrar con racimos de una primera floración y otros de una segunda brotación”.
El presidente de Arprovi describió con detalle la evolución del ciclo vegetativo de la vid en 2017, previniendo a los agricultores de la necesidad de vigilar la botrytis tras la aparición de las primeras lluvias. Explico la gran utilidad de los sistemas de teledetección para el control del viñedo, control que se debe completar con la comprobación en el campo.

Díaz Yubero, maestro de enólogos

Francisco Díaz Yubero recordó que en sus 48 vendimias en Rioja “ha vivido indudablemente de todo, con años incluso mucho más difíciles que este 2017”, pero aseguró que “las vendimias de antes no tienen nada que ver con las actuales”. Algo que en su opinión no solamente se debe a que la enología ha ido a mejor, sino también a los profundos cambios que ha experimentado la viticultura. El objetivo de conseguir “una uva sana y madura”, es decir de calidad, viene condicionada este año por “el adelanto de las fechas de vendimia, las condiciones climatológicas y las variedades con las que ahora se trabaja”. Díaz Yubero dio un repaso completo a las posibles enfermedades que pueden afectar a la vid, a los factores que determinan la madurez no solo alcohólica, sino también fenólica de la uva, como el pH, ácido tartárico, ácido málico, así como a todos aquellos factores que contribuyen a conseguir un vino de calidad. Una exposición con alto contenido técnico a tener en cuenta por los profesionales de la enología para afrontar con éxito una vendimia compleja como la de 2017.

 

Foto: Fernando Caballero

 

 Ver reportaje en nº 221 

 

¡SUSCRÍBETE GRATIS A NUESTRO NEWSLETTER!

Modificado por última vez en Lunes, 02 Octubre 2017 12:41