La capital comarcal de La Rioja Alavesa, en sus 316 kilómetros cuadrados  extiende viñedos que colorean el paisaje en tonos verdes, dorados y rojizos. La Rioja Alavesa, una de las tres subzonas de producción en las que está dividida la Denominación de Origen Califica Rioja cuenta, según datos cerrados a diciembre de 2012 por el Consejo Regulador, con un total de 13.296,01 hectáreas, de las cuales 12.358,07 son de uvas tintas y 937,94 de uvas blancas, que pasan por las 259 bodegas embotelladoras repartidas por la geografía alavesa.

 

Texto: Antonio Egido

La localidad con mayor hectáreas de viñedo es Laguardia, a la par capital comarcal de La Rioja Alavesa, con un campo que cultiva 3.658,26 hectáreas, prácticamente un tercio del total de la subzona, de las cuales, 3.420,73 están dedicadas a uva tinta y 237,53 a uva blanca. Con 63 bodegas embotelladoras en su territorio, Laguardia ofrece unos datos vinícolas que la sitúa muy por delante de las tres siguientes localidades de esta subzona que reúnen, cada una de ellas, en torno a las 1.100 hectáreas.

En los 316 kilómetros cuadrados que ocupa Laguardia, se extiende, por sus tierras rojas los cultivos de la vid, con viñedos que colorean el paisaje de tonos verdes, dorados y rojizos -según la época del año-, en una zona, como La Rioja Alavesa cuyos vinos tienen ya fama internacional. Por ello no faltan las bodegas clásicas que se mezclan con las más modernistas, sin olvidar que en su subsuelo existen ‘cuevas’, excavadas bajo las viviendas y calles, a unos 6 metros de profundidad, que se han convertido en la gran ciudad del vino bajo tierra.

Con estos datos, obvio es decir que la economía de esta localidad gira en torno al mundo de la viticultura, lo que la lleva a la vez, al turismo o mejor dicho, el enoturismo.

Si ha decidido acercarse a esta localidad de La Rioja Alavesa, no se olvide pasar por el edificio del antiguo Ayuntamiento con el escudo imperial de Carlos V, y el Ayuntamiento actual, que luce en su fachada el escudo de la Villa, además de un reloj tipo carillón; en la iglesia de Santa María de los Reyes se encontrará con una portada gótica realizada en piedra a finales del siglo XIV, la policromía del siglo XVII y el retablo mayor, obra de Juan de Bascardo; en el parque de El Collado, existe un busto dedicado a Félix Mª Sánchez Samaniego; en la torre Abacial y en sus alrededores hallará una gran cantidad de restos arqueológicos, de los que destacan el Poblado de la Hoya, que además posee un museo ‘in situ’ con los hallazgos encontrados en las excavaciones y un gran número de dólmenes que pueden ser visitados.

El reportaje completo se puede ver en el nº 206 de La Prensa del Rioja

 

FOTO: Cedida por La Ruta del Vino de Rioja Alavesa

Compartir