regreso Villa-Lucía

El mundo del vino a sorbos
Texto: Antonio Egido

Esta misma semana estamos ya en lo que denominamos como ‘nueva normalidad’ o los más ilusos citan como simplemente ‘normalidad’, aunque no debemos olvidar que el coronavirus todavía sigue rondando por ahí fuera. Por ello le hemos pedido a nuestro buscador que nos ofrezca resultados sobre la vuelta a la otra normalidad del mundo del enoturismo y sus actividades paralelas para que vuelvan a tomar su ritmo, y como debe ser, con todas las prevenciones posibles.

No debemos olvidar que en plena pandemia ha habido no pocas actividades exitosas que nos han hecho viajar sin salir de nuestra casa. Como las que aparecen en ‘elperiodicodeaqui.com’ que nos recuerda que “Fue el primer sector en caer y, probablemente, será el último en recuperarse. Sin embargo, en medio de la pandemia, los destinos turísticos y las empresas relacionadas con los viajes han demostrado una buena “salud” a la hora de seguir animando a sus clientes a conservar la ilusión de viajar y moverse por el mundo. Lamentablemente ahora solo es posible hacerlo mediante vídeos, publicaciones online, programas de radio y televisión, redes sociales… y todo aquello que es posible disfrutar desde casa sin coger la mochila.

Y hay que reconocer que lo que se ha conseguido es espectacular y en cierto modo único. Disfrutar Venecia vacía con sus aguas limpias y sin un solo turista, pasear por Petra de la mano de la reina Raina, contemplar a vista de pájaro (o de dron) paisajes y ciudades impolutas, visitar los mejores museos y monumentos del mundo, asistir a sesiones exclusivas de música, ballet y ópera… Algunos ejemplos: Lo mejor de Nueva York,Machu Picchu,México y Teotihuacán,Stonehenge, Taj Mahalo la Alhambra. También hay que valorar la cantidad de vídeos que animan a viajar cuando todo pase.

Pero, además de estos estímulos, el sector turístico ha generado ideas y propuestas concretas para el tiempo actual, para ayudar a superar la crisis sanitaria, para agradecer su trabajo a los que más se están esforzando aún a riesgo de sus vidas. A pesar de que el sector está siendo uno de los más perjudicados por la pandemia, agencias de viajes, aerolíneas, cadenas hoteleras, destinos turísticos, empresas turísticas y organizaciones han decidido aunar sus fuerzas y ayudar, dentro de sus posibilidades, en diferentes ámbitos y sobre todo a los sanitarios que se encuentran en primera línea de batalla para tratar de poner fin al virus”.

En ‘burgosconecta.es’ nos fijamos en la actualidad porque “La Ruta del Vino Ribera del Duero ha presentado un primer avance sobre el Plan de Contingencia que están preparando para la recuperación del enoturismo en la Ribera del Duero. En él exponen algunas de las líneas de apoyo que buscan desarrollar con el fin de aliviar la presión económica tras la crisis de la covid-19, y destacan la importancia del uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales.

A través de un estudio, la Ruta analiza la situación que afrontan antes y después de la covid-19, con posibles escenarios tras la pandemia, y una serie de medidas a implantar para mejorar la situación y evitar la crisis. En relación a los posibles escenarios que se plantean estiman que la ruta en 2020 logre 35.000 turistas, en un escenario poco interesante, y que en un escenario óptimo podría alcanzar hasta los 60.000. Por su parte, en 2021 calculan que en un primer escenario menos interesante los visitantes alcanzarían la cifra de 60.000 y en una situación óptima esta ascendería a 150.000.

Entre sus oportunidades, la Ruta destaca a los turistas de proximidad tras el coronavirus, la existencia de un producto asequible o la ampliación del target por el interés en viajes cortos y a destinos cercanos. Afirman además que la Ruta cuenta con el prestigio de la marca Ribera del Duero, y una gran cercanía con los principales mercados emisores. Entre sus debilidades señalan una red de comunicaciones deficiente y el desconocimiento de la oferta entre adheridos de distintas zonas, dos aspectos que buscan potenciar con esta batería de medidas.

En un comunicado emitido por la Ruta, señalan que su primera medida será buscar el apoyo de sus adheridos, lo que se traduce en minorar las posibles bajas derivadas de la crisis, realizar viajes de familiarización entre adheridos, al menos uno por provincia; así como estrechar lazos de comunicación, utilizar plataformas para mantener reuniones o preparar la renovación de la certificación como Ruta del Vino.

Asimismo señalan la importancia de llevar a cabo una formación en el formato webinar, con temáticas sobre cómo mejorar la gestión turística de bodegas o crear soportes promocionales atractivos. Destacan también la necesidad de reforzar el papel de comercialización de la Ruta, reforzando la oferta en los segmentos gastronómicos, familiares, eco-friendly, los jóvenes consumidores o la naturaleza”.

Y en ‘laprensadelrioja.com’ anunciamos que ‘Villa-Lucía prepara el regreso de sus actividades a su Terraza Vintage’ e indicamos que “en un entorno único como Laguardia, en Rioja Alavesa, el Espacio Gastronómico Villa-Lucía se convierte en un rincón mágico en el que volver a disfrutar de una experiencia gastronómica única. Tras los duros momentos vividos en esta pandemia, ultiman los detalles para volver a abrir sus puertas, garantizando en todo momento la seguridad y el bienestar de sus clientes y personal. Villa-Lucía regresa apostando más fuerte que nunca por sus espacios al aire libre, mejorando aún más su carta y apostando con más fuerza por su programa ComeCultura.

El lugar en donde se podrán reunir de nuevo aquellos que quieran seguir degustando sus mejores platos será la terraza vintage, reformada recientemente, y que volverá a vivir una importante modificación para convertirla aún más en referente. No solo se cuidará al detalle todas las medidas de seguridad, al igual que en el resto de espacios interiores, sino que también se buscará que se convierta en un sueño digno de la mejor de las fábulas: se instalarán toldos protectores para el sol y las pequeñas tormentas, junto a un sistema de calefacción de radiación infrarroja para las veladas más frescas. Además, también habrá nebulizadores para paliar el calor, que ofrecerán aromas y esencias gratificantes para los sentidos y repelentes naturales para los mosquitos.

(…) Por último, el programa ComeCultura continuará aportando un valor añadido a Villa-Lucía, adaptándose a los nuevos tiempos y aprovechando las infraestructuras, tanto de terraza como de los jardines e interiores. Los comensales disfrutarán de la mejor música en directo, magia en vivo con los mejores vinos, la picardía de los cuentos eróticos de Samaniego, teatro para adultos y para todos los públicos, monólogos con sus habituales galas de risas Km.0… y todo ello maridado con los mejores productos y gastronomía locales, de cercanía y Km.0. Una oferta variada, rica y adaptada a los nuevos tiempos para que se pueda disfrutar aún más, si cabe, del Espacio Gastronómico Villa-Lucía”. De hecho, en su página web ya se pueden coger entradas para sus primeras actuaciones en directo en el mes de agosto.

Esperemos que todos sigamos cumpliendo a fe ciega las normas sanitarias para que esta (a)normalidad sea efectivamente, la más normal posible. Feliz disfrute con vino de calidad en la copa.

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!