Bodegas Franco-Españolas se ha volcado en los últimos años con el enoturismo ofreciendo diferentes formas de disfrutar del mundo del vino. Desde 2009 abre las puertas de su bodega para acercar el mundo del vino al público general con una oferta diferente a través de enoexperiencias. Además de las tradicionales visitas y catas realizan otras actividades donde el vino amplifica los sentidos.

 

Por ejemplo el 14 de mayo celebró una jornada de campo y de ocio para disfrutar en familia del enoturismo en la única bodega del centro de Logroño. Se trata de “Poda en Verde” donde, junto a la familia, se pudo disfrutar del campo, la bodega y de un aperitivo para reponer las fuerzas. La enoactividad pretende enseñar y explicar la fase en la se encontraba la viña, un momento muy importante para conseguir el equilibrio de la planta así como para facilitar los posteriores laboreos y obtener una cosecha de calidad.

Los días 14, 15 y 16 de abril  celebró la quinta edición de “+Teatro con Diamante” en sus instalaciones de Logroño.  Se trata de una actividad cultural que pretende sacar el teatro de su espacio convencional y cambiar el escenario por los rincones de una bodega.  Tras el éxito de las anteriores ediciones, Bodegas Franco Españolas  unió una vez más el teatro corto en sesión continúa, con el vino y añadiéndole dosis de imaginación y de iniciativas teatrales de 5 compañías de teatro. El objetivo de la actividad es fomentar la creatividad, la participación y ver el teatro en primera fila por un precio popular de 15 euros donde se incluye una copa de Diamante o Rioja Bordón.

Además, también este año Bodegas Franco-Españolas ha dado el pistoletazo de salida al verano con su “cine de verano 2016” organizado en los jardines de la bodega y al aire libre. Esta iniciativa ha tenido lugar los jueves 16, 23 y 30 de junio y el 7 de julio en sus instalaciones de Logroño. Las puertas se abrieron un rato antes de la proyección para poder disfrutar de unos vinos, de la gastronomía riojana y de la música en vivo del DJ Madeamores.

Estos ciclos del cine de verano de la bodega son un homenaje a su historia; a la plaga de la filoxera que unió de manera irreversible a la Borgoña con La Rioja y que provocó el nacimiento hace 126 años de las Bodegas Franco-Españolas. La oferta cinematográfica presentó la genialidad de directores franceses como Tati (“Les Vacances de Monsieur Hulot”) , Godard (“À bout de souffle”) o Truffaut (“La nuit américaine”) o el español Fernando Colomo (“La Isla bonita”).

Compartir