El futuro del enoturismo

El mundo del vino a sorbos
Texto: Antonio Egido

Con unos territorios en los que se mezclan y entrecruzan las diferentes fases del confinamiento provocado por la pandemia sanitaria del COVID-19, le pedimos a nuestro buscador que nos ilumine sobre el estado actual y futuro del enoturismo.

En ´rutadelvinoderueda.com´ nos hablan de la preparación para la reactivación del enoturismo con estas palabras: “A pesar del complejo escenario que tenemos ante nosotros, las empresas y entes gestores de las Rutas del Vino están demostrando una enorme capacidad de adaptación y resiliencia, reaccionando rápido ante la nueva situación y tomando medidas acordes para adaptarse al nuevo entorno que se nos presenta.

Desde que el Gobierno central proclamara el estado de alarma en todo el territorio nacional y el consecuente confinamiento de la población, desde ACEVIN y Rutas del Vino de España se viene trabajando sin descanso y jugando un papel muy activo, en cooperación con el conjunto de entidades, instituciones y organismos colaboradores (Secretaría de Estado de Turismo, Instituto de Calidad Turística Española, Federación Española del Vino…), con tal de paliar en la medida de lo posible los impactos generados por la delicada situación que está atravesando ahora mismo el sector.

En este contexto que nos depara, es importante estar preparados para actuar y tener claro el rumbo que debemos seguir cuando podamos volver a desarrollar nuestra actividad con normalidad, o mejor dicho, con la ‘’nueva normalidad’’, refiriéndose a la convivencia de nuestra sociedad con el virus y a la necesaria adaptación de las empresas para operar según las condiciones óptimas de higiene y seguridad, recibiendo a los visitantes con todas las garantías exigidas.

Con este propósito, de cara a mitigar en cierto modo el desconocimiento y escepticismo general que se vive en las empresas, se ha diseñado esta ‘’Guía para Reactivar el Enoturismo Post-Covid’’ que integra una serie de pautas y recomendaciones para reactivar el enoturismo y facilitar la reapertura de nuestros establecimientos, arrojando un rayo de luz a todo el paraguas de empresas integrantes en esta gran familia del enoturismo que es Rutas del Vino de España”.

En ´wineroutesofspain.com´ nos muestran esta misma guía que nos dice en su introducción que “Bodegas, museos del vino, alojamientos, hoteles, restaurantes, agencias receptivas, guías turísticos, comercios y todas las empresas integrantes de las Rutas del Vino se han visto obligadas a cerrar sus puertas y bajar las persianas paralizando por completo su actividad durante unos meses en una situación sin precedentes, cuyo impacto real todavía desconocemos.

Esta cuestión ha provocado unos efectos devastadores para el sector turístico en general y el enoturismo en particular. A la suspensión de los ingresos derivados de las pernoctaciones, vistas, experiencias, reuniones, convenciones, incentivos, etc., se suma el cierre de la hostelería (uno de los principales canales de distribución del vino), la caída de la actividad exportadora y el desplome de las ventas directas de vino y otros productos locales que compran los propios visitantes en bodegas y comercios”, para seguir con un completo resumen de las oportunidades que esta situación de crisis va a suponer para el enoturismo, la desescalada y las medidas por fases así como las pautas para reactivar el enoturismo, o los protocolos de actuación.

Y finalmente nos quedamos en ‘elperiodicodeaqui.com’ que nos ofrece  también una EnoGuía con aplicación en Enoticket.com para que los enoturistas puedan utilizar desde su smasrtphone.con la mirada puesta en la nueva forma de hacer las visitas a las bodegas, dado que “Tras finalizar el confinamiento, las bodegas se van a encontrar dos tipologías de enoturistas:

– Los que confían que con mascarilla, guantes y distancias de seguridad no corren riesgo de contagio, y les es indiferente realizar visitas en grupos.

– Los que aún se sientan traumatizados por la terrible perdida de sus seres más queridos, y que sientan temor, ansiedad o fobia de contagiarse por lo que su preferencia será la de evitar visitas en grupos.

Ante este porcentaje de enoturistas cuyo deseo es el de no realizar visitas con grupos de personas -, se les deben ofrecer las visitas “individuales”.

Lógicamente, la única forma de hacer esto de forma rentable, y a un precio razonable, es mediante el uso de la audioguía “EnoGuía” que el visitante pueda consultar en su propio smartphone.

Se trata de una”visita por libre”una visita sin horario fijo (dentro de un horario de apertura y cierre) en la que el enoturista sigue un recorrido cerrado “tipo Ikea” guardando la distancia que estime oportuna con respecto a los enoturistas que le preceden.

Además de la propia narración (que puede ser grabada por la propia Bodega o por locutores de Enoticket), se pueden incluir textos, fotos y vídeos para mostrar momentos diferentes al de la visita (vendimia, poda, trasiego,…) por lo que la visita llega a ser incluso más interesante que una visita guiada tradicional.

Además, la audioguía incorpora un chat para que el enoturista pueda contactar con el responsable de Enoturismo y solucionar cualquier duda, problema, o para comunicar que ya han efectuado el recorrido, y se encuentra en la sala de cata a la espera de que lesirvan una copa degustación.

En ambas posibles visitas, entendemos que resulta imprescindible que las bodegas dispongan de un sistema de promoción y venta anticipada de entradas como Enoticketsi no quieren perder esta oportunidad. Gracias a que la compra de la entrada se realiza de forma on-line mediante tarjeta de crédito en la Plataforma Enoticket, evitamos el posible riesgo de que el personal de la bodega manipule monedas, o tarjetas, evitándose así un posible contagio.

Las bodegas, como estrategia general deberán enfocarse en la seguridad y no solo hablarán de las bondades de sus vinos e instalaciones, sino que tendrán que presumir de visitas seguras, a nivel sanitario. Este será, – muy probablemente -, el mayor reclamo del enoturista”.

No obstante seguimos en las fases del desconfinamiento y por ello debemos seguir manteniendo todas las normativas que emanan de la autoridad sanitaria de este país siendo conscientes de que el coronavirus sigue entre nosotros. Por lo tanto, seguiremos disfrutando del vino y programando aquello que más nos apetecerá hacer cuando volvamos a la nueva normalidad.

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!