El mundo del vino a sorbos

El mundo del vino a sorbos
Texto: Antonio Egido

Hoy cumplo la colaboración número 400 con este digital, lo que además supone una cita semanal con todos los lectores del mismo. Es decir durante 400 semanas hemos permanecido en contacto y les he acercado noticias extraídas del buscador de Internet. Espero que la mayoría de ellas hayan atraído sus ojos –pues pretender que lo fueran todas, sería de récord – y por ello que les hayan servido para conocer otras realidades del mundo del vino.

A pesar de que el coronavirus sigue siendo para nosotros uno de los temas a analizar en sus implicaciones con el mundo del vino, he preferido hoy hacer una mirada atrás y reflejar lo que contaba en las primeras líneas de los boletines número 1, 100, 200 y 300 para saber los temas que eran actualidad en cuatro momentos concretos a lo largo de un período de tiempo que se extiende desde hace 9 años y algunos meses hasta hoy.

Así en la presentación de ‘El  mundo del vino a sorbos’ (15/03/2011), indicaba: “En esta nueva sección de Enópolis buceamos en las principales páginas web que hablan del mundo del vino, recogiendo, de algunas de ellas, noticias que por su atractivo informativo pensamos que pueden tener su punto de atención, haciendo referencia a su fuente.

Recurrir a Internet es poder dar una vuelta informativa al mundo del vino en un clic para degustar, a sorbos, noticias como la del ‘Observatorio español del mercado del vino’ que nos informa que “Las exportaciones españolas de vino alcanzaron en 2010 su récord absoluto de ventas en litros”, incidiendo en dos mercados interesantes para el vino español: Taiwán y Corea del Sur, dado que “ambos superaron en 2010 los 4 millones de euros de compras de vinos españoles, con fuerte crecimiento que, sin embargo, en el caso coreano, no llega a superar el récord de 2007. Las ventas de vino español suben un 120% en Taiwán con fuerte protagonismo de vinos envasados con y sin Denominación de Origen”, además de reflejar que  “los vinos españoles en Alemania crecen por encima de la media en 2010. Las ventas de vinos españoles al que es primer importador mundial de vino en volumen crecieron un 3,1% frente a la caída media del -2,2%. Sin embargo, la evolución fue peor en euros (-2,1%) por mayor crecimiento de los vinos más económicos”, al tiempo de hacernos reflexionar sobre el “gran impulso del vino estadounidense, que se sitúa como cuarto proveedor en valor, tras Italia, Francia y España”.

Cien semanas después (30/09/2013) comenzaba mi sección con un “Nos quedamos con el tema que ya tocamos la semana pasada, es decir el de los vinos ecológicos, porque nos parecía que debíamos insistir en el mismo. Como los lectores saben bien, ésta es una sección en la que el periodista propone un tema en el buscador de páginas web y refleja al lector lo que en ellas aparece, siendo conscientes todos de que en algunas ocasiones y a pesar de quedarnos con las páginas más visitadas, estas pueden tener la información no ya antigua, sino en ocasiones caducada.

Y como queremos ofrecer siempre de lo bueno lo mejor y de lo mejor, lo superior, vamos a insistir en el tema de los vinos ecológicos para estar a la última en lo que es su legislación.

De hecho nos vamos a quedar con la página de la Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja ‘larioja.org’ donde nos recuerdan la Normativa europea sobre vino ecológico con estas palabras: “La Unión Europea ha aprobado el Reglamento de Ejecución (UE) nº 203/2012 de la Comisión en el que establecen disposiciones de aplicación referidas al vino ecológico; en concreto, en las siguientes cuestiones: las normas específicas de elaboración de vino; el uso de determinados productos y sustancias; las prácticas enológicas y restricciones; el contenido máximo de anhídrido sulfuroso; las pruebas para demostrar el cumplimiento del Reglamento y el uso del logotipo europeo y las menciones a emplear en el etiquetado.

Con la aplicación de este Reglamento, a partir del 1 de agosto de 2012, se podrá utilizar en la etiqueta de los vinos que cumplan las normas la mención “vino ecológico” y el logotipo comunitario”.

La colaboración número 200 (20/06/2015) de ‘El  mundo del vino a sorbos’ ponía la alarma en el bajo consumo de vino en nuestro país, indicando que “Uno de los graves problemas que está afectando a la comercialización del vino, especialmente en el mercado nacional, es el ‘descenso del consumo’, expresión que le hemos solicitado a nuestro buscador y donde esperamos encontrar algunas respuestas, pues de esta forma, sabremos si podemos dar solución a este déficit de ventas.

Así en ‘lasprovincias.es’ encontramos el artículo firmado por V. Lladró, y que con el título de “El consumo del vino sigue hundiéndose en España”, leemos que “Desde hace tiempo se insiste en múltiples foros sobre un problema que va cobrando gran dimensión. España produce más de 35 millones de hectólitros de vino y sólo consume unos 10, lo que representa el 28,5%. En años de abundantes lluvias y meteorología general favorable, la cosecha es incluso mayor, incrementándose los problemas de excedentes. Y no cabe hablar de reconversiones en busca de cultivos alternativos, porque parece que están todas las posibilidades reales bastante agotadas; donde hoy sigue habiendo viñedo es seguramente porque no hay alternativa viable. Al menos alternativa que sea generadora potencial de riqueza.

Entre las causas que explican el desplome del consumo se suele citar la crisis general, el efecto de las restricciones sobre alcohol en las normativas de Tráfico o los grandes márgenes que aplican la mayoría de los restaurantes a los vinos, lo que representa un encarecimiento que no pueden pagar muchos consumidores. Sin embargo estos factores sólo agravan un problema que es más profundo y viene de más lejos. Existen razones de tipo sociológico que explican la caída. El vino no está de moda entre la población, especialmente entre los jóvenes, y a ello contribuyen sin duda políticas que lo presentan como cualquier otra bebida destilada y de alta graduación alcohólica”.

Y finalmente en la colaboración número 300 fechada el 26/02/2018 indicaba: “Me dice mi archivo de Word que el 15 de marzo de 2011 fue cuando firmé la primera colaboración con todos ustedes, en lo que han sido ya 300 semanas de cita ininterrumpida con el mundo del vino, pero visto a través de lo que va apareciendo en el buscador, que es lo mismo que decir Internet. 300 semanas en las que hemos navegado –sin marearnos– por una media de 3 páginas web por semana para acercarnos a temas muy diferentes que han ido desde el campo a la botella; desde el vitivinicultor al consumidor; desde el blanco al tinto; a veces desde el vino a lo que no es vino aunque algunos admiten como vino; de la literatura al cine… sin olvidar la salud, la investigación o los falsos mitos de un producto que, bebido desde la moderación, produce no pocos placeres.

Y como ha sido un placer haber podido acompañarles en estas 300 semanas, hoy le hemos pedido al buscador esas tres palabras -“vino como placer”-, ofreciéndonos nuestro Google 2.470.000 resultados, de los que, como cada semana, nos fijamos solamente en los primeros resultados.

En ´diarioinformacion.com´ nos topamos con el titular “Vino placer de Diosas”, firmado por Antonio Chinchilla que se mantiene desde 2015 porque en él escribe palabras tan bonitas y exactas como las siguientes: “Todo el mundo cree que una buena mesa debe estar presidida por un mejor vino. Los comensales que se reúnen para compartir ese momento deben sentir cómo aumenta la temperatura de su amormetro con cada sorbo de ese milagro en forma de líquido tan sutil, tan brillante, que nos da la uva. La verdad es que si me paro a pensar en la luz, los aromas, la fauna o la flora de un trozo de tierra cargado de tradición y de historia o imagino viñedos plantados, siento la importancia de los racimos de los que se obtendrá mediante la transformación artesana del hombre, ese magnífico líquido que lleva el testigo de la tierra dentro de cada botella.

El vino es un vínculo entre religión y cultura. Es una de las primeras creaciones de la humanidad y, con ella, se descubrieron por primera vez reacciones químicas como la fermentación y oxidación. La leyenda está presente en el líquido rojo que nos da alegrías. La historia nos dice que los egipcios ya daban etiquetas a sus vinos. Hubo hasta leyes para regular las tiendas o comercialización de los vinos y los babilonios – el actual Irak– fueron pioneros en promulgarlas. Un testigo de la historia podría ser la bodega de almacenamiento más antigua del mundo descubierta recientemente en Israel, cerca de Hebrón, ciudad machacada por el ejército judío, que cuenta con más de cuatro mil años de antigüedad, con cuarenta ánforas que contenían vino”.

Cuatrocientas colaboraciones que ya son pasado por lo que hoy mismo iniciamos el camino de las 500 que espero seguir recorriendo con nuestros lectores y por ello, con una copa de vino de calidad en la mano.

 

Suscríbete gratis a nuestro boletín.¡Pincha aquí!