controles de maduración de la uva

El primer control de la maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador de la DOCa Rioja el pasado lunes día 27 ha permitido constatar que el inicio de la campaña responde a las expectativas y que el estado sanitario es bueno. Estos los controles de maduración de la uva permiten a los viticultores determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad del fruto y de los vinos elaborados posteriormente.

Según el informe del primer control, que incorpora datos zona Rioja Oriental y que en las siguientes semanas incluirá los del muestreo de Rioja Alta y Alavesa, se observa un retraso de 15-20 días respecto a la pasada campaña, pero se encuentra dentro de la normalidad de otros ejercicios recientes, como el año 2016.

Los resultados mostrados adelantan que la vendimia, que comenzó de manera testimonial el martes 28 de agosto en Aldeanueva de Ebro (Rioja Oriental) con la cosecha del tempranillo blanco, viene marcada con unas expectativas muy positivas tanto en calidad como en cantidad. Sólo algunos viñedos de las variedades blancas más precoces, tempranillo blanco, sauvignon blanc y chardonnay, se aproximan a situación de madurez en las zonas más tempranas.

Pablo Franco, director del Órgano de Control del Consejo Regulador, destaca “la gran labor que han llevado a cabo los viticultores haciendo frente a las dificultades meteorológicas y augura una vendimia larga y escalonada que permita adecuarse a cada una de las zonas para ir alcanzando las maduraciones necesarias y cumplir con las expectativas de producción marcadas por el Consejo Regulador”.